×
  • La palabra del jugador: Cristóbal Del Solar

  • Del Solar es sexto en el listado de puntos de la Totalplay Cup con solo cuatro torneos por jugar esta temporada en PGA TOUR Latinoamérica. (Prensa/PGA TOUR)
    Del Solar es sexto en el listado de puntos de la Totalplay Cup con solo cuatro torneos por jugar esta temporada en PGA TOUR Latinoamérica. (Prensa/PGA TOUR)
  • In This Article
  • El chileno Cristóbal Del Solar está jugando su cuarta temporada completa en PGA TOUR Latinoamérica y aunque no ha ganado este año, como si lo hizo en 2018 y en 2019, quizás esté teniendo la campaña más consistente de su carrera. En ocho torneos jugados, Del Solar ha superado siete cortes y es sexto en el listado de puntos de la Totalplay Cup. Recientemente montó una racha de cinco top-6’s consecutivos que acabó en el Quito Open, la semana pasada en Ecuador, en donde empató el 21º puesto. El jugador de 28 años que reside en los Estados Unidos, en donde está radicado desde los 15 años, es buen amigo de Joaquín Niemann y Mito Pereira, los chilenos que juegan en la actualidad en el PGA TOUR y a quienes espera seguir algún día no muy lejano. Mientras tanto, trabaja en mejorar su sexto lugar en Latinoamérica y entrar al valioso top-5, del que le separan apenas 15 puntos. A continuación Del Solar toca múltiples momentos de su vida y nos cuenta sobre la interesante indumentaria que él y su esposa eligieron para el día de su casamiento.

    De chico tomé clases de inglés, pero cuando llegué a los Estados Unidos me di cuenta de que mi inglés era nulo, no existía. Conocía las palabras, pero no podía llevar una conversación.

    A mis 15 años salí de Chile hacia los Estados Unidos para asistir por dos años a la Academia IMG, en Bradenton, Florida. Después de eso fui reclutado por FSU, la Universidad del Estado de la Florida, localizada en Tallahassee.

    Yo no diría que estaba asustado o intimidado cuando me mudé a los Estados Unidos. Tenía 15 años y cuando tienes 15 la verdad no piensas mucho las cosas, solo te dejas ir y eso fue lo que hice. Tenía muchos amigos latinos en IMG y todos ellos hablablan español.

    Sacar adelante la parte académica fue de seguro lo más difícil. En cuanto a lo que era socializar se me hacía bastante fácil porque tenía amistad con todo el mundo, los estadounidenses, los asiáticos y todo tipo de personas en IMG.

    Esa etapa de mi vida fue una gran experiencia. Cuando llegué allá, lo hice junto a Mito (Pereira). Nosotros crecimos juntos, pero él se regresó a Chile apenas un año después. Todos los golfistas chilenos nos conocemos y somos bastante unidos. Joaquín (Niemann) es un poquito más joven, pero todos nos conocemos bastante bien.

    Yo quería hacerme profesional de golf y estaba seguro de lo lograría, pero antes quería asistir a la universidad en los Estados Unidos y opté por ir a Florida State. Tenía varias opciones diferentes de universidades, pero uno de mis mejores amigos, el peruano Joaquín Lolas, ya estaba en Florida State y eso facilitó mi decisión de ir a Tallahassee.

    Inicié mis estudios en la carrera de negocios. La verdad no sabía qué estudiar, así que seguí el consejo de mi papá. Él me dijo que comenzara con negocios y que viera qué tal. Eventualmente me cambié a asuntos internacionales porque los negocios realmente no eran lo mío.

    Cuando estaba en Florida State, el equipo de fútbol americano de la universidad ganó el campeonato nacional. Jameis (Winston) era la estrella. En mis primeros años fui a muchos partidos, pero para mi tercer y cuarto año me quedaba en casa viéndolos por la tele.

    Yo sabía algo del fútbol americano, pero realmente desconocía las reglas. Una vez que conocí bien las reglas, lo entendí mejor y obviamente si tienes un buen equipo al que apoyar, como el que teníamos, te metes de lleno en el deporte muy rápido.

    ¿Qué estaría haciendo si no fuera golfista profesional? No me gusta colocarme en esa posición de pensar en eso. La verdad no tengo idea, con suerte me habría casado con una mujer muy rica, aunque ya estoy casado.

    Alexandra y yo tenemos ocho años de estar juntos. Nos conocimos en la universidad. Ella tiene raíces militares, porque sus padres estuvieron en la Fuerza Aérea. Eso hizo que se mudaran con frecuencia y fue así como vivieron en 14 ciudades diferentes. Ahora viven en Viera, en la zona de Cocoa Beach, y ahí fue de donde se graduó de la secundaria.

    Ella se graduó de FSU dos años antes que yo. Tan pronto me gradué, nos mudamos juntos a Jupiter, Florida. Vivimos juntos por dos años y nos casamos hace ya un año.

    A Alexandra le encanta el golf. No le encanta jugarlo, pero le gusta verme jugar y me apoya mucho. Siempre está ahí para mí y eso es muy lindo.

    Ella es enfermera, en el piso de cardiología del Palm Beach Gardens Medical Center. Es muy trabajadora y es quien trae a la casa un cheque constante cada mes.

    Planeamos nuestra boda como tres veces, pero mi familia no podía salir de Chile por el COVID. Así que tuvimos que posponer los planes varias veces.

    La fecha original de nuestra boda era el 7 de junio de 2021. Al vernos obligados a posponerla comenzamos a pensar en simplificar las cosas y casarnos de una vez.

    Nos despertamos una mañana y nos fuimos a la corte. Ella fue vestida con la gabacha que usa para el trabajo y yo con mi ropa de golf, camisa de golf y pantalones. Después me fui a la cancha a practicar y ella se fue a trabajar.

    file
    En la foto de la izquierda, Cristóbal y Alexandra aquella mañana que fueron a la corte y se casaron. (Fotos cortesía de Cristóbal del Solar)

    Más tarde aquel día llamé a mi papá y le conté que nos acabábamos de casar. Se sorprendió, pero mis padres estaban muy felices por nosotros. Ellos sabían que nos casaríamos y que ya teníamos planes. Nada más que no sabían cuando, aunque nosotros tampoco tuvimos idea hasta esa mañana.

    Este verano que viene, el 11 de julio, será nuestra gran boda, en el Pelican Club en Jupiter. El objetivo es tener una celebración, aunque sin gabachas o camisas de golf. Ella se pondrá su vestido de novia y yo me pondré un traje. Tenemos invitados a nuestros familiares y amigos, haciendo las cosas bien, como se supone que debe ser.

    Cuando estamos en casa en Jupiter y tenemos el día libre, nos gusta ir a la playa o a la piscina. También nos gusta ir a Miami para pasar el día. 

    Soy chileno de corazón. Lo que más me gusta de Chile son los veranos. Soy de la costa, de Viña del Mar, y los veranos allá son increíbles. El clima es maravilloso y hay muchos argentinos que llegan a mi ciudad natal para vacacionar en esa época del año. Hay una vibra muy linda, con gente por todas partes. Hay fiestas cada noche y los campos de golf son todos muy buenos.