×
Did you know you can save your preferences across all your digital devices and platforms simply by creating a profile? Would you like to get started?
Not right now
No, never ask again
  • Un gesto que trasciende lo deportivo

    A pesar de perder el desempate del VISA Open de Argentina con Ricardo Celia, Brandon Matthews será recordado por un detalle que tuvo con un fanático

  • In This Article

    0
    COMMENTS
  • BUENOS AIRES, Argentina - Pudo haber sido un momento en el que la carrera de Brandon Matthews diera un giro inesperado. El putt de tres metros que tenía para forzar un cuarto hoyo de desempate, luego de que su rival embocara para birdie desde diez metros, pasaba a ser el más importante de su carrera.

    No solo era la posibilidad de lograr la segunda victoria de su carrera en el PGA TOUR Latinoamérica, en el séptimo evento con más historia en el mundo del golf, sino que también era la chance de llegar a jugar The Open Championship en 2020, en Royal St. Georges, Inglaterra.

    El silencio que había en el green del hoyo 17 se rompió de pronto, de manera inesperada, justo en el momento en que el jugador nacido en Pensilvania estaba a punto de golpear la pelota. Ese segundo fatal de desconcentración le costó a Matthews fallar el putt y le permitió al colombiano Ricardo Celia quedarse con el 114 VISA Open de Argentina presentado por Macro.

    Su cara de incredulidad y de fastidio por la situación era totalmente comprensible luego de semejante desenlace. Nadie en las gradas del par-3 de la cancha colorada del Jockey Club entendía que había sucedido, solo se escuchaban los festejos del colombiano que disfrutaba su más importante título.

    Camino al vestuario Matthews no comprendía cómo había sucedido aquello, incluso no encontraba consuelo entre sus colegas que lo acompañaban.

    Luego llegó un oficial de reglas del PGA TOUR Latinoamérica y le dio un poco de claridad a la situación. El ruido provino de parte de un hombre de mediana edad, con Síndrome de Down. Eso calmó un poco las aguas e hizo que la mirada de Brandon cambiara radicalmente.

    En ese mismo instante, el jugador de 25 años decidió salir a buscar a quien hace unos minutos no pudo reconocer, pero ahora iba con el objetivo de disculparse por si lo había hecho sentir mal.

    Fueron cinco minutos en los cuáles entre el personal de PGA TOUR Latinoamérica y algunos fanáticos pudieron identificar al hombre que en ese momento estaba en el green del hoyo 18 del Jockey Club a punto de presenciar la premiación del VISA Open de Argentina.

    En ese momento, Brandon tomó un guante de su bolsa, lo firmó y también le regaló una pelota. Tuvieron un minuto de charla, le dio un abrazo y recibió los aplausos de los espectadores que los rodeaban, valorando el gesto de Matthews.

    “Quería asegurarme que el espectador no se sintiera mal por la situación. Crecí rodeado de personas con necesidades especiales debido a que mi madre trabajaba con ellos y tengo una debilidad por ellos. Fue algo desafortunado, el seguramente se estaba divirtiendo por eso me sentí mal por él y decidí buscarlo y regalarle el guante y la pelota”, dijo Matthews antes de salir rumbo al aeropuerto, de vuelta hacia Estados Unidos.

    Para Matthews, quien no tuvo una buena temporada 2019 en el Korn Ferry Tour, ya que a raíz de lesiones en la espalda tuvo que abandonar en tres oportunidades y falló 14 cortes este año, seguramente hubiera sido una victoria que le hubiera dado mucho deportivamente, ya que no fácil llegar a jugar un Major.

    Pero el golf le tenía reservado otro destino, el de ser valorado por un gesto de caballerosidad, de hidalguía y de magnanimidad, que seguramente será recompensado en el futuro. Por lo que, a pesar de que seguramente ese putt quedará en su mente por un buen tiempo, Matthews se llevó el reconocimiento del mundo del golf por un gesto que lo marca, además de cómo un gran golfista, como una gran persona.